Cómo empezar a crear tu imagen de marca

¿Tienes clara tu identidad de marca? ¿Te distinguen de tu competencia? ¿O te conformas con ser un genérico?

 

Vemos por los ojos pero lo procesamos en el cerebro. Así pasa con todo lo que percibimos con nuestros sentidos.

Me explico, hace un calor tremendo y decides prepararte un tinto de verano, vas a la nevera y te preguntas ¿Dónde había puesto yo La Casera? Aunque en realidad lo que buscas es una botella de bebida gaseosa, de marca blanca, que has comprado en el súper. Lo de menos para ti es el nombre que lleva en la etiqueta.

¿Te gustaría que te vieran así? Como un genérico de lo que pretendes vender. Si la respuesta es no te toca trabajar tu branding.

Y no me estoy refiriendo a la creación de un logotipo, va mucho más allá. Hablar de branding es hablar de identidad gráfica, identidad visual y, últimamente, con la evolución del podcast, incluso de identidad sonora.

 

Cómo empezar a crear tu imagen de marca

 

Llegados a este punto te estarás preguntando cómo empezar a crear tu imagen de marca.

Pues es más fácil de lo que parece. Si ya eres emprendedor o pretendes serlo, tendrás claro y definido de qué va tu negocio. Una vez que sabes qué es lo que quieres vender, ya sea un producto o un servicio, es muy importante tener muy bien definido a quién se lo vas a vender ¿Has oído hablar del cliente ideal? Pues a eso me refiero, a tu cliente ideal. Y no vale decir que tu cliente es todo el que necesite lo que vendes, no funciona así. Cuanto más segmentes el mercado al que te vas a dirigir, mucho mejor te funcionaran las ventas y con ellas irás haciendo más sólida tu imagen de marca.

Empieza por ponerle a ese cliente ideal cara, nombre, edad, estado civil, profesión, aficiones, nivel de estudios, nivel económico, etc.. Todo lo que se te ocurra. Incluso dibújalo y crea un collage con todo lo que es su vida.

Después define tus valores. Ya conoces tu misión, ahora piensa cómo le gustaría percibirla a ese cliente ideal que has creado. Y sé consecuente con todos esos valores que has definido a la hora de tomar acción.

Diseña una experiencia personalizada para él, ella o ellos, podrían ser una pareja. Absolutamente todo lo que hagas para crear esa experiencia te ayudará a construir tu imagen de marca.

 

¿Tienes clara tu identidad de marca?

 

Y sí, también, vas a necesitar un logo, unos colores que te representen, quizás ropa de trabajo que marque la diferencia, una web que enamore, un reportaje corporativo, infografías para tus redes sociales, mucho contenido de valor que aportar en la web, en las redes y en tu newsletter. Quizás más contenido para otros canales como YouTube, Spotify, Twitch, Club House o el próximo canal que surja. Por supuesto alianzas con otros proveedores, campañas de marketing, acudir a eventos, hacer networking…

Como ves, crear una imagen de marca implica muchísimo trabajo, pero lo principal es definir tus objetivos para saber hacia donde te diriges. Una vez lo tienes claro es cuestión de ponerse en marcha y poco a poco ir sumando acciones en la misma dirección.

¿Estás preparad@ para marcar la diferencia? Te leo en comentarios.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest